Talita Kumi (Gua)

“Talita Kumi” es una obra salesiana enclavada en el Departamento de Alta Verapaz, al norte de Guatemala, enfocada al desarrollo y promoción de la mujer indígena.

A través de una experiencia de voluntariado de una componente de las comunidades parroquiales, nace, la colaboración con la obra de Talita Kumi. El verano pasado una famlia del proyecto Mundo Vivo, visitó la obra y  nos animaron a seguir creciendo.

      En el año 2012 comenzamos con el proyecto: “Familias Jóvenes emprendedoras”.   Con las diferentes acciones del proyecto se pretende lograr en familias con madres y padres jóvenes, un proceso de formación de capacidades técnicas agropecuarias, de acuerdo a sus necesidades; para ello se ha planteado formar a mujeres representantes de 10 grupos comunitarios, quienes serán  encargadas de replicar, los conocimientos a otras familias o comunidades cercanas.

    En estos momentos se están beneficiando un total de 164 familias, siendo sobre todo las mujeres quienes llevan la mayor parte del proyecto, aunque también se requiere la colaboración de los hombres.

      El proyecto se desarrolla en dos partes claramente diferenciadas. Por una parte la formación de las mujeres y hombres; y por otra la puesta en práctica en sus terrenos de lo aprendido y el seguimiento de estas prácticas.

   Otra parte importante del proyecto es la utilización de microcréditos comunitarios para la compra de los animales de cada una de las familias. Las semillas de las plantas son donadas al igual que las primeras vacunaciones de los animales.

    Los objetivos del proyecto se han cubierto más que con creces pues en un principio se proyectó para diez comunidades y unas cien familias, pero ante las necesidades y las solicitudes existentes se amplió a las doce comunidades y las 164 familias.

Este año comenzamos con ilusión un nuevo proyecto: “Centros de estimulación Oportuna”. Recibimos con la misma ilusión que ellos la noticia de que les ha llegado la aprobación de nuestros presupuestos en la siguiente respuesta:

“Estimados amigas y amigos:

Muchas gracias a Mundo Vivo, por hacer realidad, la realización de estos proyectos, que llevan no solamente la esperanza de un Mundo Vivo, sino en concreto empieza a regalar un Mundo Vivo, lleno de acciones concretas a tantas familias, mujeres, niñas y niños, hombres, que ven en las actividades que financian la posibilidad de un mundo más justo, con acceso a  servicios, a una mejor vida y la realización y concreción  de tantos sueños.

Gracias por el apoyo, gracias por la confianza, tienen nuestro compromiso de la utilización eficiente de estos recursos, en beneficio de las familias atendidas con los proyectos.

Dios les bendiga a todas y todos.”

      El Centro de Estimulación Oportuna es un lugar donde por las tardes los niños y las niñas asisten a realizar diversas actividades como ejercicios (aspectos psicomotrices: pararse, sentarse, correr, saltar), juegos (“Escondrijo”, “El Gato y Raton”, “Ponchados” “Boliche”, “Loteria”, Memoria, Domino, etc.), bailes (infantiles y dramatizados), dinámicas, cantos infantiles,  observar videos (Rondas y cantos infantiles), ver películas infantiles, entre otros.

     Las orientadoras son madres jóvenes (entre 15 y 36 años) y jóvenes solteras voluntarias en las mismas edades, que han sido formadas a través de eventos de capacitación para desempeñarse como “Facilitadoras de Estimulación Oportuna para niños y niñas de 0 a 6 años de edad”. Una característica es que las madres jóvenes que participan como voluntarias tienen la posibilidad de involucrar a sus propios hijos en el proceso.   

       Los resultados esperados son:

  • 50 madres  jóvenes capacitadas para su rol de facilitadoras en un año.
  • 100 niños y niñas en cada centro de estimulación oportuna  inscritos y participando activamente en el proceso de estimulación oportuna.
  • 5 Centros de estimulación oportuna brindando un servicio eficiente y eficaz durante el año 2,013.
  • 5 Centros de estimulación oportuna implementadas  con mobiliario, equipo e insumos para su funcionamiento.

Para saber más…

Las hermanas de la Resurrección, con la colaboración de laicos profesionales, y bajo la orientación del Sacerdote Salesiano Jorge Puthenpura, han formado la fundación FUNDEMI:TALITA KUMI para el desarrollo integral de la familia campesina.

Actualmente están atendiendo a 600 comunidades rurales desde 3 sedes de operaciones que son a su vez centros educativos de internado de alumnas que cursan ciclos formativos básicos reglados y también titulación superior de bachillerato en desarrollo rural.

La Fundación ejecuta proyectos en distintas áreas contrarrestando así los niveles de extrema pobreza y de falta de desarrollo integral que afectan a la mayoría de las comunidades rurales.

A través de la planificación y desarrollo de acciones participativas se consiguen entre otros los siguientes objetivos:

  • Fortalecer la organización comunitaria
  • Incorporar a los diversos sectores de la comunidad (principalmente mujeres)
  • mejorar el nivel y la pertinencia de los servicios educativos proporcionados a las comunidades
  • apoyar los esfuerzos locales para mejorar la productividad y la economía familiar, a través de proyectos de desarrollo agropecuario
  • promover la seguridad alimentaria.

Los comentarios están cerrados.